6/4/09

El arte de perder

Elizabeth Bishop

Worcester, Massachussets, 1911 – Boston, 1979




Un arte


No es difícil dominar el arte de perder;
hay tantas cosas que parecen colmadas por el deseo
de ser perdidas que su pérdida no es un desastre.

Pierde algo cada día. Acepta la confusión
de las llaves extraviadas, de la hora desperdiciada.
No es difícil dominar el arte de perder.

Practica después perder más, y más rápido:
lugares, y nombres, y las tierras a las que pretendías
viajar. Ninguna de estas pérdidas será devastadora.

He perdido el reloj de mi madre. ¡Y mira!, la última
o la penúltima de las tres casas que he amado se perdió.
No es difícil dominar el arte de perder.

He perdido dos ciudades, hermosas ciudades. Más aún,
vastos reinos que poseía, y dos ríos, y un continente.
Los añoro, pero no fue un desastre.

Incluso perdiéndote a ti (la voz risueña, un gesto que
amo) no habría mentido. Es evidente
que no es difícil dominar el arte de perder
aunque eso parezca (¡escríbelo!) un desastre.


Hay muchas otras traducciones de este bello poema, esta la encontré en De repente un día

12 comentarios:

  1. "No es fácil dominar el arte de perder".

    La frase ya me parece suficiente argumento para una tesis doctoral :-)

    ResponderEliminar
  2. Yoriento: Upps, pues ahora que lo dice me he dado cuenta de que la traducción debería empezar con un "no es difícil" igual que el del 6º verso. Lo cambio.

    Y sí, el arte de perder no es nada fácil de dominar. Nos cuesta mucho perder.
    Aunque perder es didáctico, ¿no te parece?

    A mí, por lo menos, las pérdidas me han enseñado a ser un poco menos cretina que antes... o eso me gustaría pensar.

    ResponderEliminar
  3. No sé, perder puede volverle a uno más cretino en algunos casos, no?

    Perder te puede hacer más fuerte, pero también más resentido e inactivo. En fin, perder un poquito y de forma intermitente te prepara para la frustración, pero creo que últimamente está sobrevalorado :-)

    ResponderEliminar
  4. Si no recuerdo mal, algo así como Es malo sufrir, es bueno haber sufrido, decían los clásicos, algún clásico romano o por ahí.

    Casos hay para todo, que para eso la humanidad es variada en sus modos y reacciones. También la felicidad está muy sobrevalorada últimamente, parece que si no eres feliz es porque no quieres.

    Tu capacidad de respuesta es, en dos palabras: im-pre-zionante ¿seguro que no tienes un contestador automático?

    ResponderEliminar
  5. Bueno, bueno, me estoy quitando...

    Deje su respuesta después de la publicación de este comentario.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo9/4/09 21:11

    Fantástico poema, muy bueno.
    JLP

    ResponderEliminar
  7. Vaya! Te escribo en castellano para no desentonar con el ambiente creado.

    Se dice que la experiénca no es mas que la suma de derrotas que sufrimos en nuestra vida. Perdiendo, aprendemos, y eso nos hace mejores.
    ¿no es cierto que el orgulloso se vuelve humilde cuando pierde su credibilidad?
    ¿no es cierto que el malvado se vuelve bondadoso cuando pierde su amada alma?
    ¿no es cierto que el cínico se vuelve optimista cuando pierde sus referéncias?

    El perder, como bien dices, es todo un arte. Quizás, en términos de evolución humana, el arte supremo.

    Gracias por seguir ardiendo con fuerza en este mar de debilidades.

    ResponderEliminar
  8. JLP: Sí, un buen poema. Me alegra que te haya gustado, sé que tú puedes comprenderlo.

    ¿Recuerdas aquel verso de Margarit -que también cita G. Montero en uno de sus poemas-?:

    trist el qui mai no ha perdut per amor una casa.


    O esa breve anotación de Mariona en Hermosa:

    Es como si en la vida tuviéramos que aprender a perderlo todo.


    Hay que aprender y entrenarse en el arte de la pérdida, para no perder más allá de lo perdido, para no endurecernos o apagarnos, para no perder más aún de lo inevitable, ¿no te parece?.

    Por cierto: ¡No me puedo creer que aún no hayas conseguido responder con la opción URL para que se pueda acceder a tu blog!


    MAX: ai, estimat, què dir-te?, tu ja en saps massa de pèrdues, molt més del que no et tocava.

    ResponderEliminar
  9. El desapego ... elevado a la categorìa de arte.
    Es solo asì que se puede tener algo ??
    Se me ocurre ...perderlo todo como conditio sine qua non para poder realmente amar ?...
    Desde el desapego , desde la pèrdida las cosas brillan con otro color ...siempre . Sobran los ejemplos ...
    Bajo a la tierra y comienzo mi lista ..Durìsimo Judith pero propongo que comencemos ya .Gracias por Bishop! renata

    ResponderEliminar
  10. Renata, me encanta que te pases por aquí. Que curiosas son las afinidades que aparecen entre las personas aún en una relación a distancia como la nuestra.

    No sé si se trata de desapego o de saber transitar la pérdida, de asumirla como inevitable y de seguir adelante, aún sabiendo que vas a perder, que seguirás perdiendo... amar sin aferrar, o algo así, ¿no?.

    ResponderEliminar
  11. Hermoso poema y excelente traducción . Gracias !

    ResponderEliminar

Me gusta saber que hay vida ahí afuera. No te cortes, anda, cuéntame...

Creative Commons License Los contenidos de este blog están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0.