27/1/12

felpudo maldito

Las modas se infiltran de modo imperceptible en nuestro modo de ver las cosas.
La normalidad, lo que nos vamos acostumbrando a considerar normalidad, va evolucionando y del mismo modo que ahora nos resulta increíble ver en alguna película antigua a un profesor fumando en clase o a un médico pasando consulta con el cigarrillo en la mano, del mismo modo, digo, nos resultan de lo más chocantes las fotos porno de apenas hace treinta o veinte años, con las chicas con los felpudos al natural.



Aguantamos bien el derroche piloso en las rollizas nínfas en blanco y negro de las fotos porno que hacían las delicias de Alfonso XIII y sus amigos, pero lo de los años 70, 80 ya es en color y nos pilla más cerca. Ahora nos parece raro. Muy raro.


María Schneider , comestible e inolvidable en The Last Tango in Paris (1973)

















Las posturitas y el asunto en sí no tienen mucha innovación y el vestuario es escaso, pero se distingue al momento el porno vintage del porno actual.
Y si se distingue al primer vistazo es precisamente por:
  1.  ese peculiar color de las fotos 
  2. y que hay pelos, muuuchos pelos: en ellos, en ellas, por toooodas partes.



INCISO: 
(Para confirmar con sus propios ojos esto que les cuento del color de las fotos y los pelos, les aconsejo buscar por internet: "retro porn". Es toda una experiencia, prueben y verán. Al final no encontré lo que necesitaba..., pero he pasado unos buenos ratos buscando imágenes lo suficientemente ilustrativas pero no excesivamente evidentes y que fueran curiosas o bellas)

Salvador Dalí y sus modelos... muy naturales
(imagen via adski kafetery)




El vello público es tabú en la cultura japonesa donde, irónicamente resulta un elemento muy erótico, y así se ilustraba (profusamente) en los grabados shunga. (otro buen término para entretenerse, en imágenes google y sin filtros)


Nunca ha dejado de ser motivo de controversia, tampoco en la vieja Europa,  así lo tuvo de claro el listo de Oliviero Toscani, el polémico publicista de las campañas Bennetton, cuando lo usó como motivo para un calendario... ¡¡de una asociación de curtidores de piel!!



A día de hoy, la depilación láser hace estragos (irremediables) y las casas de estética nos ofrecen dejarnos talqueasí:


Tienes que estar muy convencida de que te va a encantar el resultado para prestarte voluntaria a semejante tortura, eso seguro. A mí, estas podas extremas me parecen antiéstéticas. Peeeeeero hay gustos para todo y para todos y todas, alabado sea el señor.

Por supuesto, el libre matojo también cuenta con sus partidarios, firmes y entusiastas, con sus páginas especializadas y todo eso.



Sin embargo como bien saben los que saben del negocio, la realidad es esta:




El tema del erotismo es personal e intransferible, a menudo suele tener que ver con unos patrones aprendidos en los primeros años de iniciación; la adolescencia, tímida e intensa, nos marca para siempre y desde esos comienzos vamos desarrollando nuestras preferencias, afanes y fantasías inconfesables (o no).








Un clásico del cómic, con sus modelos eróticos muy claros y sin prejuicios, que no deja entrar a la corrección política en sus juegos de alcoba:  Robert Crumb


Por ello me sorprende la adhesión casi mayoritaria de los hombres de mi generación y las anteriores al relativamente reciente fenómeno de los pubis femeninos absolutamente depilados. O con bigotito hitleriano.

Confieso que me da un poco de yuyu, como un mal rollito... en esta moda de los genitales y el pubis tan rasurados no puedo dejar de ver una puerilización de los rasgos sexuales de la mujer madura.

Imagen de Nikolinelr
Se supone que esas generaciones de hombres empezaron a erotizarse con unas chicas más bien rollito hippie, con botas, capazo... y rizos donde toca. Me imaginaba yo que algo les iba a quedar, un cariño por los pelos conocidos... algo así.

Pero no, los "cincuentones y más allá" también se han apuntado a la moda del rasurado -propio y ajeno- total de forma mayoritaria y con un entusiasmo que me tiene desconcertada.



Imagen vista por tumblr
Pero... como íbamos diciendo, para gustos los colores, y en esto más. Aquí les queda abierto el espacio de comentarios donde les espero, valientes, con ese tino y buen hacer que les caracteriza.... o, por favor, les ruego que respondan esta brevísima anónima encuesta. Sólo por curiosidad...

Create your free online surveys with SurveyMonkey, the world's leading questionnaire tool.


(si no puedes ver la encuesta aquí, por favor, respóndela en este enlace:
http://www.surveymonkey.com/s/BYX93L2
Gracias!




El título del post es la traducción española de la película Gauzon Maudit, con la que nos reímos hace ya unos años.

ADDENDA. No podía dejar de añadir la aportación de Tona Pou:



Addenda 2.
A 20 de octubre 2012: Este es mi post más visitado, sin duda: 11.400 visualizaciones!

Con casi 400 respuestas a la encuesta, en estas franjas de edad:

Edades

15-20
11,1%
20-30
19,2%
30-40
37,4%
40-50
21,2%
50-60
11,1%



Y más o menos el mismo porcentaje de hombres (57,6%)  y mujeres (42,4%), lo que decís preferir es 

Preferencias para los compañeros/as de juegos

Selva tropical
4,1%
Jardín al natural
27,8%
Césped recortado
34,0%
Bigotillo
13,4%
Totalmente rasurado
20,6%



Addenda 3
Octubre 2105: este post sigue estando en el top de lo más top.

Para los que, aparte de morbo, tengan curiosidad científica, recomiendo el artículo de Mètode, revista de divulgación de la Universitat de València:
Per què tenim pèl públic els éssers humans?



29 comentarios:

  1. Pera Limonera28/1/12 11:45

    Pues una que lo ha llevado ya de todas las maneras a lo largo de su vida, opta por el punto medio: ni tanto ni tan calvo.

    Ni llevar ahí un gato acostao ni ser una nancy.
    Ni que se le salgan a una los pelillos por la braga estilo 'barbas de mejillón', ni que se le lean los labios cuando lleva mallas (popularmente conocido como 'estilo sordomuda').

    Como todo, son modas (y en este caso muy esclava. El año pasado tuve un novio al que le molaban las nancys y Dios sabe lo que cuesta tener eso perfecto más de 4 días!)

    A veces me da la sensación de que, de pronto, tener pelito ahí es antihigiénico. Y yo digo que si quieres ser una cochina lo mismo te da llevarlo al 0 que con peluca.

    Este año una se encuentra soltera y sin ganas de macho que le atuse los rizos y me lo estoy dejando a su libre albedrío. Hace tanto tiempo, querido parrús, que tú y yo no nos vemos en nuestro esplendor...

    No sé si aguantaré hasta tenerlo en modo castor pero desde luego, por el momento, paso del modo nancy: opto por un poco de pelito y unos ricitos suaves y mullidos. Creando hogar.

    Y aquí dejo un link del porqué del vello púbico, que si está ahí, será por algo: http://www.muyinteresante.es/ipor-que-el-vello-pubico-es-rizado

    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magnífica aportación querida. Lo de la Nancy es una imagen impagable...
      Coincido plenament contigo y con la queja que apuntaba @Laeme en twitter de que lo que le molesta es "que haya pasado a ser "obligatorio". Y que se asocie el dejarlo natural con "falta de higiene".

      Eliminar
  2. Qué bueno, Arati. Me he tronchao desde principio a fin. Genial el tema y como lo has tratado. He rellenado tu encuesta por el placer de aportar datos anómalos. De acuerdo con Pera Limonera, y apúntame al "libre matojo" con matices de jardín cuidado con cariño. El bigotillo hitleriano me parece demasiado puntilloso. Ah, por cierto, quizás lo ideal sería un felpudo mutante, que vaya adoptando todas las modalidades. El eros es eso, cambio y más cambio :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Amalio, es un tema que tenía en mente hace tiempo y me costaba dar con el tono y las imágenes adecuadas.
      Realmente tenía alguna foto porno de los 80 que desestimé en el último momento y que era de lo más bizarro: esas chicas de calendario camionero, con chaquetas de tejidos brillantes, sombra de ojos azulón, collares de perlas, fumando en boquilla con pose sofisticada pero abiertas de piernas... y con un bosque que les llega desde el ombligo hasta medio muslo. A día de hoy resulta realmente chocante ;-)

      Eliminar
  3. Primero felicitarte por el post. Tiene todos los ingredientes de un gran relato, está bien documentado, es original, da qué pensar, tiene gracia ...

    El comentario de Pera limonera, genial!!

    Después de la kilometrada que te comentaba en twitter, tengo clarísimo mi veredicto.

    A mi lo que me ponen de verdad son los felpudos que me saludan con un alegre ¡¡¡¡BIEN VENIDO!!!! :-))

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Uf, que me voy a crecer con tantos halagos!!, muchísimas gracias.
      En mi tierra -que es montaña- dicen que "on hi ha pèl hi ha alegría".
      Y al final eso es lo importante, la alegría y que te reciban bien, ¿verdad?

      Eliminar
  4. Qué lástima comprobar la evolución del vello púbico... Vamos a terminar peor que Sansón.

    Buen post :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vera y bienvenida... hoy nos pillas un poco desmadrados, pero a menudo hablamos de cosas serias. ¡Y somos los mismos! Es que así es el público visitante de este blog: curioso, inteligente... y muy adaptable ;-)

      Eliminar
  5. Pues nada, he contestado a la encuesta.
    Digo yo que en el término medio está la virtud .... la "virtud" jeor la dejamos para otros menesteres ....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Juana, lo que pasa es que el medio "se mueve" siempre que se muevan los extremos y como a día de hoy hemos tocado techo (llegados al look Nancy más ya no se puede quitar), el medio está en llevarlo bastante, bastante pelón.

      Pero si volvieron los pantalones de pata de elefante, en cualquier momento se vuelve a poner de moda el parrús total. Al tiempo.

      Eliminar
  6. Como "usuario" (je je je) no tengo la menor duda: con pelo, al natural. Pero yo no soy muy fiable: aboliría la cuchilla y/o crema depilatoria en todo el cuerpo. Soy un radical de la naturalidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Ya te conocemos, tú eres de los que lo flipan con el sobaquillo intonso y los matojos por doquier... ya lo comenté, que sois más bien pocos, pero... entusiastas. Eso sí.

      Besos querido, siempre me alegra que asomes la patita por aquí.

      Eliminar
  7. Me ha encantado, de verdad. Divertido, informativo e ilustrativo. Tengo curiosidad por los resultados de tu encuesta, espero que comentes sus conclusiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra si os he hecho reír un poco. El tema lo merece...
      Por supuesto que comentaré los resultados de la encuesta, espero que haya mucha participación para que se pueda comentar algo.
      Algo más a parte de que los que os pasáis por aquí tenéis sentido del humor. Que eso ya lo sabíamos.
      ;-)

      Eliminar
  8. Haciendo honor al tópico de que los andaluces sois exagerados... Muchas gracias, maestro. Un placer verte por aquí.

    ResponderEliminar
  9. He tardado mil en aportar algo, pero me encantó esta foto =D
    http://tonapou.files.wordpress.com/2012/02/stop_deforestation.jpg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Genial, el pujo ara mateix al post.

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Muchas gracias! (y pido disculpas por el retraso en la respuesta)

      Eliminar
  11. Anónimo7/2/12 22:32

    Muy bueno,genial.

    ResponderEliminar
  12. Ah, qué edificante tratado sobre el matojo en el ámbito de la cunilicultura y qué amable invitación a la reflexión sobre la preferencia botánica tan ajena al aquí te pillo, aquí te mato, y si sale con barba, San Antón y, si no, la Purísima Concepción. Mal comparado, of course. No puedo sino felicitar a la autora por su inigualable elegancia a la hora de tratar cuestión tan proclive al barrio bajo cazallero de tosco fornicio.

    Lo reboto en mi incordiante rincón.

    Y pelillos a la mar.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por la visita y por la mención en su incordio de blog, estimado Sr. Cuchí. Un placer sus visitas.
    Espero que haya respondido a la encuesta, debo cerrarla un día de estos...

    ResponderEliminar
  14. Anónimo5/8/12 22:59

    patrocinado por salon de belleza el bello pubico jajajaja

    ResponderEliminar
  15. Supongo que cada una lo llevará al gusto pero los mil pequeños besos requieren(a mi pesar) ayudas al libador.Estéticamente creo que el modelo del 1990 es el perfecto erótico y muy sexual, aunque el de 1996 si se impliase los dominios del jardin manteniendo la forma no estaría nada mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo son modas, y las modas, ya se sabe, van y vuelven... si volvimos a ponernos pantalones de pata ancha de los 70, si ahora los llevamos estrechos y pitillos de los 50, si cualquier día estamos todos con pinzas y hombreras como en los 80...
      Lo único que hay que hacer es sentarse a la puerta de casa y verlo pasar, todo regresa.

      Volverán los oscuros vellos, de nuestros pubis sus rizos a colgar... al tiempo.

      :)))

      Eliminar

Me gusta saber que hay vida ahí afuera. No te cortes, anda, cuéntame...

Creative Commons License Los contenidos de este blog están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0.