8/3/09

viento en Catalunya Nord

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.



Ayer me fui de visita a la tumba de Antonio Machado en Collioure, unos días después del aniversario de su muerte... fue una visita en la intimidad, sin prisas.

Es una tumba muy sencilla, como a él le gustaba ser, pero estaba llena de cartas, flores y objetos que demuestran que a don Antonio, pese a estar lejos de su tierra, le sigue llegando mucho afecto. El cementerio es tranquilo y digno, y él descansa arropado por cinco hermosos cipreses.



Fue un sábado claro y con muchísimo viento. En Port Bou la tramuntana casi me arranca el móvil mientras intentaba filmar como se levantaba el agua.



A la vuelta nos detuvimos a dar un largo paseo por Portvendres, una localidad pesquera que, tal vez por su fundación como Portus Veneris, puerto de Venus, tiene unos pescadores con gusto por lo bello y vocación de artistas. Vean las increíbles composiciones de color que hacen con las redes apiladas.















Hubo un momento que no sabía si estaba paseando por un puerto pesquero o viendo una instalación de arte contemporáneo.



1 comentario:

  1. Que bonic!
    molt interessant el post, i amb contingut multimedia!
    gràcies per el link, m'ha semblat genial.

    un potxó!

    ResponderEliminar

Me gusta saber que hay vida ahí afuera. No te cortes, anda, cuéntame...

Creative Commons License Los contenidos de este blog están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0.