12/12/09

Perder placer es triste




José Luis Piquero

Huecos

Perder placer es triste
Luis Cernuda

Cuando estoy en su casa duermo solo.
No me he atrevido nunca a afrontar el pasillo
que velan los ronquidos frágiles de sus padres.

A veces, en la noche,
noto el hueco invisible que no ocupamos juntos.

Y entonces pienso siempre en el amor
que no hicimos en días
de intimidad pospuesta y acaso sin saberlo.

No en las húmedas noches ni en los prados borrosos
de calor ni en las playas soleadas:

en el vagón sin ella y en las tardes de clases
y en los libros leídos y olvidados
y en las peleas tontas y en esas dos semanas
de necia calentura hasta que dijo sí.

Ah, las aguas paradas, el corazón inquieto.
Perder placer es triste y el deseo
irreemplazable muere a cada instante
en un mundo de amantes silenciosos.

Pero por la mañana,
cuando se van sus padres -vermú dominical-,
ella viene a mi cama, soñolienta y desnuda.
Su ternura que es próspera llena un hueco en el mundo
y deja al corazón sin argumentos.





Luis Cernuda

Perder placer es triste

Adolescente fui en días idénticos a nubes,
cosa grácil, visible por penumbra y reflejo,
y extraño es, si ese recuerdo busco,
que tanto, tanto duela sobre el cuerpo de hoy.

Perder placer es triste
como la dulce lámpara sobre el lento nocturno;
aquél fui, aquél fui, aquél he sido;
era la ignorancia mi sombra.

Ni gozo ni pena; fui niño
prisionero entre muros cambiantes;
historias como cuerpos, cristales como cielos,
sueño luego, un sueño más alto que la vida.

Cuando la muerte quiera
una verdad quitar de entre mis manos,
las hallará vacías, como en la adolescencia
ardientes de deseo, tendidas hacia el aire.



Todas las fotos son del delicioso álbum de Flickr: Only a paper moon de Kathleenie

4 comentarios:

  1. ¡Que me buscas la ruina! Cualquier poema palidece al lado de uno de Cernuda.
    Un besazo.
    JLP

    ResponderEliminar
  2. Maravilloso Cernuda y tu post. Gracias. Te dejo un regalo ;-)

    Unos cuerpos son como flores,
    Otros como puñales,
    Otros como cintas de agua;
    Pero todos, temprano o tarde,
    Serán quemaduras que en otro cuerpo se agranden,
    Convirtiendo por virtud del fuego a una piedra en un hombre

    Fragmento de "Unos cuerpos son como flores" de "Los placeres prohibidos" (1931)

    ResponderEliminar
  3. En efecto, perder placer és triste. Perder "el placer" puede ser dramático. El placer de hablar con alguien, el placer de sentirte bien sin hablar, sabiendo que està ahí. El placer de compartir mesa, comida y vino mientras imaginas la continuación de la velada. El placer de mirar a sus ojos y estar lo suficientemente cerca como para verte reflejado. El placer de reconecer la silueta de su cuerpo sobre la cama cuando la estas rehaciendo, estirando las sábanas. El placer de impregnarte de nuevo en su olor que ha quedado en la almohada, cuando no está a tu lado. El placer de saber que la distancia no existe, porque no sois dos sino uno.
    En efecto, perder "el placer" és dramático. Recuperarlo, aunque solo sea por un momento, és vivir de nuevo.
    Ya lo dice Andrea...

    http://www.youtube.com/watch?v=rTEzf36KDLY

    Bufff @rati, vaya comment que te he dejado!! Dia de perros, frio, viento, caras largas, caminares encogidos. Con los pies helados, no puede haber corazón caliente. Mañana será otro dia.

    ResponderEliminar
  4. "Su ternura que es próspera llena un hueco en el mundo
    y deja al corazón sin argumentos."

    Vull ser això!! :____(

    (crec que he de fer cas a les sindicacions, que em perdo posts teus)

    ResponderEliminar

Me gusta saber que hay vida ahí afuera. No te cortes, anda, cuéntame...

Creative Commons License Los contenidos de este blog están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0.