2/7/09

¿Cada uno de vosotras, qué puede llegar a ser?

la imagen, evidentemente, es de Forges


Me llegó un meme, y como es el primero casi que me hace ilusión. Como, además, no tengo yo la inspiración por aquí cerca con tanto calor, pues lo recojo.
La pregunta, hablando de la blogósfera y alrededores, era: ¿Cada uno de vosotras, qué puede llegar a ser?

Alorza, el iniciador del lío, (y un hacha en lo del lenguaje de género políticamente correcto) admitía con regocijo que le gusta ser un hub:
"una persona que escuha a la red y que pone a personas, ideas y proyectos en relación, mediante el procedimiento de tender enlaces y reenviar la información recibida"

le pasaba la pelota y el pelotilleo a Sueños de la razón, que acababa por confesar:
"soy un terrible enfant sismógrafo liante maestro prescriptor de la moraleja hibridante"
y le rebotaba la carambola a Lletra de Pal. Anna nos daba una lección de física mientras concluía que aún no sabe muy bien qué espera de la red ni qué quiere ser de mayor. Y ahí me lo pasó.

En este barrio de la blogósfera y de las relaciones internáuticas ¿qué quiero llegar a ser?... menuda pregunta.

Este barrio que frecuento últimamente, y en el que aterricé de pura casualidad, es un barrio agradable. El "barrio consultoría" lo llamo yo.

Cuando llegué me recibieron amablemente, me acogieron en twitter, me instruyeron en lo básico e incluso me dijeron: pasa, pasa, esto viene a ser como tomar un café en la máquina de la oficina, charlas un poco con los colegas, compartes impresiones...

En mi caso lo que ocurre es que es como si me bajara a tomar el café con los de la planta de consultoría y nuevas tecnologías cuando la mía es la de decoración y menaje del hogar...

De modo que por ahí ando, escuchando a los consultores mientras se toman sus cafelitos. Aprendo mucho (lo de la organización y la mejora de procesos me ha gustado siempre) y me tienen al día de novedades técnicas, eventos y versiones beta, de vez en cuando me hacen reír e incluso se vienen a mi blog de visita, toman galletas, charlamos un rato. Les voy cogiendo afecto, aunque son unos currantes de la hostia y además organizados y productivos. A veces me da un nosequé.

Pues... no sé, como Anna yo tampoco sé muy bien que hago por aquí, pero supongo que en la vida virtual soy más o menos como en la vida real: sociable pero poco gregaria, un tanto dispersa, curiosa, me gusta aprender y echar una mano si puedo. A eso vengo, me parece.

En concreto, en el barrio, creo que soy algo así como la floristería de las afueras. Una nota de color en la periferia. Tal vez mi mejor aportación pudiera llegar a ser esa: la de conectar con otros barrios.


Y ahora se supone que debo rebotar el meme, y l@s nominad@s sooooon: Jordi Graells, Francesca Cañas, Provisionals y Exquisiteces del ocio, (que aún no sabe que apareció en una tuitada gracias a su genial provervio sobre las palmeras).

Como decía Anna: mientras, si sois impacientes, visitar sus blogs os ayudará a sacar vuestras propias conclusiones.

7 comentarios:

  1. Anónimo2/7/09 21:59

    ¡Qué bonito post! Me encanta la ligereza con que nos cuentas de ti aquí...

    Llevaba apenas dos meses de tejer mi blog, tratando de encontrar apartamento de alquiler en el barrio este de los consultores cuando, al doblar una esquina, me di cuenta de que me había perdido y estaba en otro bien distinto.

    También tenía una floristería en las afueras, así que te la presento... http://jesusfdezblog.wordpress.com/2009/05/11/vibraciones-cosas-deliciosas-y-yo-aqui/

    Por tu regalo. Quid pro quo.

    ResponderEliminar
  2. Pués pegas de todas toda, rompiendo con tu preséncia rutinas e inercias, regalando con tu ingenio ideas y sonrisas que, de otro modo dudo que esbozáramos. Un toque de calidad cálida en la red, un mirada enigmática y fascinante.
    Por favor, me pones un ramito de esas...las de los cementerios...¿qué son? ¿crisantemos? ¿tienes?

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué suerte tenerte entre nosotr@s! Mientras limamos asperezas al día a día, tu nos regalas pequeñas dosis de fragancia y cromatismo. Tu floristería en medio del barrio (que no en las afueras) es un homenaje a la frescura.

    ResponderEliminar
  4. Gràcies per pensar que jo puc saber què (o qui) pot arribar a ser. Miraré d'esbrinar-ho? Ho aconseguiré? Quant de temps em queda per saber-ho? Uf, què difícil. Ja saps que passar superficialment d'una cosa a l'altra i no quedar-me en cap és un dels meus senyals d'identitat.
    Mentrestant, faig meves les paraules de l'Anna, que expressa el meu pensament millor del que jo ho faria.

    (Per cert, sobre els mems: és possible que no sàpigues que sóc membre fundador del DeMeDell: http://provisionals.blogspot.com/2009/03/de-premis-virtuals-i-de-mems-blocaires.html. He de mirar els estatuts del grup per veure si realment puc respondre :-)

    ResponderEliminar
  5. ... menuda sorpresa, no sabía yo que las floristerías tuvieran tanta clientela. Cuantos halagos, abrumada me hallo. Gracias, gracias.

    Pere: és per divertir-se, no sembla contradir l'esperit de l'associació... és una invitació.

    ResponderEliminar
  6. Gràcies, Judith, per ajudar-me ha treure la pols de les idees, que, sinó, s'hi fan teranyines! Porto uns dies que l'activitat física no em deixa veure la relacional, la més important... ;-)

    ResponderEliminar
  7. Anónimo4/7/09 22:39

    Casi existencialismo cibernético el tema presente. Veré qué puedo hacer (y ser).

    ResponderEliminar

Me gusta saber que hay vida ahí afuera. No te cortes, anda, cuéntame...

Creative Commons License Los contenidos de este blog están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0.