4/1/15

irrelevante

Enfréntalo papá, estás haciendo esto porque tienes miedo, como el resto de nosotros, de no ser importante.
¿Y sabes qué? tienes razón: no lo eres

Iría a ver la película sólo por esta escena (min 1.01 a 1.05 del trailer). Iré, me parece que Keaton hace un papelazo.




Sí. Tenemos miedo. Un miedo atroz de no ser extraordinarios, de no ser relevantes.

Nos escondemos de ello haciendo todo tipo de cosas que nos hagan creer menos prescindibles, inadecuados, intrascendentes, queremos como sea convencernos de que somos especiales, que valemos la pena, que no somos uno más.
Buscamos el poder, acumulamos dinero, posesiones o saberes para distinguirnos, hacemos cosas sin parar, trabajamos mucho, escribimos y leemos libros, nos hacemos expertos, nos enteramos de lo que se lleva, de los mejores restaurantes, de los lugares secretos, nos convertimos en borregos del individualismo, nos cargamos de razones y opiniones que nos refuercen, o nos abrazamos a religiones y creencias que nos salven... pero, al final, no somos relevantes.

O apenas lo somos un poco para un reducido grupo de personas, y eso en el caso de haber sido afortunados.

Puede sonar atroz, pero a mí me resulta una idea liberadora.

Que paséis un feliz 2015, mis lectores. Mis relevantes lectores que aún venís por aquí pese a lo poco que me prodigo...








5 comentarios:

  1. Esta es una de esas ideas afiladas que rasgan el decorado de lo cotidiano y te permiten ver más allá del escenario en que parece que estemos actuando. Suelen ser así estas ideas, sencillas pero difíciles por estar al margen del tránsito ideológico habitual [son como aquellos errores que te hacían darte cuenta de estar en Matrix ;)]

    Yo creo que para mí también podría ser liberadora si lograra liberarme de esa necesidad de relevancia que me tiene abducido con su canto de sirena. Gracias por la advertencia :)

    Bon any Judith, et desitjo el millor!! Un petó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno lo de los errores de Matrix... pequeños destellos... aunque a veces detecto alguno luego se me olvida, o vuelvo a quedarme adormecida.

      Gràcies Manel, compta'm entre el grup de gent per a qui sí ets rellevant. Sempre.

      Eliminar
  2. Absolutamente liberadora! Y el "Misunderstood" que suena de fondo le va como a medida.
    ¿Un apunte? Completar la idea de la no relevancia propia con tener claro esas (pocas) personas/ideas/cosas que sí son relevantes. Incluso en los silencios.

    Brindo por esta idea liberadora para 2015 Judith :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comentaremos la peli cuando vayamos a verla.
      Esa es la cuestión: distraernos menos con los fuegos fatuos, valorar lo que sí es relevante para nosotros y apreciar, en gordo, el regalo de ser relevantes para alguien.

      Un abrazo grande

      Eliminar
  3. "Y sabes qué? Tienes razón: no lo eres"

    Pero lo es, para ella. Y quizá sea eso lo que él quiere oir ... Y quizá sea eso lo que ella le quiere decir, a su manera: que es importante para ella. Y, a veces, las palabras no son lo bastantes grandes. No nos llegan. O llegan revueltas en tal torbellino ...! Difícil leer, desde ahí.

    Reconozco ese miedo. Es mío desde hace tiempo y me permito el lujo de tutearlo desde ayer.
    He sido inadecuada sin fronteras. He pasado desapercibida hasta pellizcarme para constatar mi presencia. Me he vuelto invisible sin pociones mágicas, en un instante. Y he hecho cosas que no contaré (#tepongascomotepongas) ;))) por seguir perteneciendo a algunos de los grupos de los que creía formar parte por algún valor propio, qué ingenua!

    Si. Tengo miedo de no ser relevante. De no ser especial. De no marcar una diferencia, por ínfima que sea. Para alguien. En algún momento, por leve que sea. En el lugar en el que estemos ...

    Porque esto marca mi forma de hacer las cosas. De enfocarlas desde el origen. Desde que germinan en algún maldito poro que decide que ahí estaré. "Llámame loca, pero ...", dice Mikel, un alumno :)

    Es independiente, lo sé hoy, de lo que se llegue a percibir en la otra orilla (esto lo aprendo despacito ... )
    Quiero ser significante y significado, al margen de lo importante o relevante que llegue a ser para el otro. Es importante para mí.

    No hace mucho empecé a reconocer los lugares en los que no importaba mi presencia ... y tú me haces ver, aquí, su importancia.

    Gracias, Arati.
    Te contaré, algún día, de las veces que pasé por ese faro que trajiste.
    De las imágenes que me evocó.
    Del miedo que sentí al ver la arena acumularse en tu espacio y de la alegría de verme envuelta en otro torbellino tuyo intentando encontrar las palabras ... y encontrando una parte de mí, entre la arena.

    Petó grande!




    ResponderEliminar

Me gusta saber que hay vida ahí afuera. No te cortes, anda, cuéntame...

Creative Commons License Los contenidos de este blog están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0.