18/11/11

la piel aguanta

Francisca Aguirre, Premio Nacional de Poesía 2011. Felicidades








LA PIEL

Lo de la piel es realmente asombroso.
Es sorprendente que una cosa tan fina
sea capaz de contener algo
tan inquietante
como lo es el cuerpo humano.
Pareciera que al primer embate la piel
ese tejido tan precario y tan frágil
caería hecho pedazos
o más bien
hecho polvo.
Pero lo cierto es que resiste
lo verdaderamente raro
es que la piel
resiste más que el corazón
o la cabeza.
A veces las palabras
nos entierran el corazón.
A veces la cabeza nos envenena el corazón.
Pero la piel aguanta
se tiñe de escarlata
y aguanta
le rechinan los poros
pero aguanta.
Es como una armadura
un pequeño telón que nos defiende
contra el dolor que intenta destruirnos.




de Historia de una anatomía.
Hiperión. Madrid, 2010.

10/11/11

una noche cualquiera






Poema-Instancia

Me dirijo a ti, por la presente
si tienes a bien adjudicarme
una noche cualquiera para besarte
a la luz de la luna o entre tinieblas
entre mis sábanas o entre tus piernas.
Siendo consciente de que mi premura
es incompatible con tu escasez de tiempo
efectúo las gestiones oportunas
a fin de que no caduque mi deseo.
Esperando cumplir los requisitos
establecidos a tal efecto
curso esta petición con carácter urgente
y adjunto documentación en forma de verso.
En Barcelona, a una hora cualquiera
y en día impreciso del mes de noviembre
firmo la presente instancia desde mi cama
acechando la puerta con obsesiva mirada.

Gloria Bosch en: “Una llamada tuya bastará para sanarme”

9/11/11

Es noviembre, llega la oscuridad

Hace seis años ya que perdimos a Jordi Mesalles.
Y en cada aniversario volvería a decir lo mismo: que aún sigo viéndolo por la calle, que lo echo de menos siempre.

Llegó noviembre. Jordi seguirá un invierno más jugando al escondite con nosotros, con su largo abrigo negro y su melena de indio, lo veremos doblar una esquina o creeremos oir su carcajada en un teatro. Luego llegará el verano y estará en la sombra que se diluye entre las rocas de Binisafúller... jugando a aparecer y desaparecer.

El próximo noviembre me encontrará igual de perpleja y volveré a preguntarme: ¿tanto tiempo, ya?.

http://cristania.tumblr.com/post/10893921377

Jordi Mesalles era una de las personas más inteligentes y lúcidas que he conocido, y también una de las más inexplicablemente inoperante con las cosas cotidianas, torpe en los asuntos domésticos hasta la desesperación, suya y de quienes tenía alrededor.
Tan listo y tan patoso.
Vertiginoso.

Hay cientos de anécdotas en uno u otro sentido. Muchísimas, un exceso. Como era casi todo en él: a lo grande.
Meses y meses después de su muerte Mariona aún encontraba encendedores y paquetes de kleenex en lugares insólitos, los perdía por todas partes.
Una vez lo habías oído reír ya no se podía olvidarlo: esa carcajada era el rayo y el trueno, daba miedo y a la vez le reconciliaba a uno con su animal cachorro del alma.
Jordi sabía mucho, lo había leído todo y lo recordaba todo, pero escribir un número en la agenda del móvil le parecía una misión imposible. Recuerdo su expresión de impotencia ante el aparato infernal.
En una ocasión para leer por la noche fue capaz de arrastrar una cama hasta la luz... en lugar de mover la ligera lámpara hasta la cama...

:)

Muchos le recordaremos con especial afecto porque nos regaló su mejor mirada sobre nosotros y nos descubrió tesoros que ni sospechábamos poseer. Sabía mirar y escuchar abiertamente, con curiosidad auténtica e interés; era un hombre brillante que no temía al brillo de los demás. No le incomodaba, al contrario: lo buscaba, sabía como encontrarlo dentro de cada cual y como hacerlo aflorar.
Creo que le gustaba ayudar a los otros a brillar con luz propia. En eso era muy generoso. Grande también.
Una virtud que se echa de menos en estos tiempos oscuros.

Podría redactar una larga lista, pero sé que lo quería como quiero a quienes amo desde debajo del esternón y desde el primer momento: porque sí.
Nos gustan las listas, pero en el fondo casi nunca sabemos qué hace que alguien nos quiera, casi nunca sabemos por qué queremos a alguien.
Sólo ocurre.



6/11/11

Cuando menos es más


Dibujo de Juliao Sarmento





Estoy enfadada, sí. Atascada en la fase de negación como si dijésemos.

Qué quieren que les diga, me cuesta entender que me haya dejado así.

Para qué complicar lo simple, si funcionaba y funcionaba bien. Yo era fiel y asidua. Y me encantaba como era él...


No se lo voy a perdonar jamás a Google. Lo que le ha hecho a mi Reader.

No me gusta que por las buenas me hayan cambiado mi herramienta de manejo de información más básica y querida, ni que me obliguen a irme a G+, y no me gusta por varias razones:
  • Me gustaba leer los feeds que habían seleccionado mis contactos mezclados con los de mis propias suscripciones en tiempo real.
  • Me gusta disponer de los feeds completos. Resulta que se acumula mucha información y la vida es breve. No estoy para ir haciendo clics y entrando en todas las páginas a ver si el resto del artículo es bueno. 
  • Me encanta la limpieza de reader: tengo el texto, tengo los enlaces, tengo las imágenes. No necesito para nada ir a visitar la página, marearme con los cambios de diseño, los banners, la publicidad... Algunos blogs los leo en reader y sólo en reader porque no puedo leerlos en el sitio original sin que me sangren los ojos, sensible que es una al mal diseño y a ciertos contrastes de color...
  • Me gustaba ver a quien más le había gustado un post que a mí también me gustaba o me parecía relevante. Ese ha sido el camino de exploración por el que llegué a descubrir y seguir a algunas personas realmente interesantes, cuyos compartidos me encantaban y que ni siquiera están en G+.  
  • Hay temas que me interesan de modo tangencial y sobre los cuales no voy a suscribirme a los diez blogs principales, pero sobre los que había ido localizando a las personas fiables que me filtraban la información realmente importante. Eso se acabó. 


Horas y esfuerzos perdidos. Como lágrimas en la lluvia.




PE: Como soy así de cabezota... de momento, y gracias a la extensión de Reader Sharer, voy a seguir compartiendo en reader, suscripciones aquí: https://www.google.com/reader/shared/arati.2006. Pero lo dicho, lo que me duele es el empobrecimiento de mis entradas en reader.



Creative Commons License Los contenidos de este blog están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0.