26/9/09

un papel en el suelo


Ayer por la mañana un hombre caminaba por la acera. Hizo el gesto de tirar un pañuelo de papel en la papelera, pero se le enganchó entre los dedos.

Le debió parecer demasiada molestia detener el paso, siguió caminando y se desprendió de él con un gesto brusco de la mano. Ahí quedó, un par de metros más adelante, en el suelo.

A mí, espectadora sentada en la parada del bus, me dio por pensar que la escena que acababa de contemplar era una metáfora de tantos actos fallidos en la vida... de lo que dejamos mal resuelto por no acabar de redondear el gesto, de lo que abandonamos a un paso de la consumación, de lo inconcluso por dejadez.

22/9/09

con muy poco ruido

Gustav Klimt: Bosque de Hayas, 1902


El Otoño Se Acerca


El otoño se acerca con muy poco ruido:

apagadas cigarras, unos grillos apenas,
defienden el reducto
de un verano obstinado en perpetuarse,
cuya suntuosa cola aún brilla hacia el oeste.

Se diría que aquí no pasa nada,
pero un silencio súbito ilumina el prodigio:
ha pasado
un ángel
que se llamaba luz, o fuego, o vida.

Y lo perdimos para siempre.


Angel González, en Otoño y otras luces, 2001.



Otros otoños en la Idea del Norte

17/9/09

ausencia

La imagen de la casa abandonada la encontré aquí.


Tengo esto abandonado y dentro de nada empezarán a salir hierbajos por el blogroll y a trepar enredaderas por los enlaces...

Pero es que deseo seguir manteniendo "este mi blog" como una válvula de escape y regocijo, que no se convierta en una más de mis obligaciones.


Y ahora mismo, qué se yo..., será que no tengo nada que decir.

2/9/09

no soy piedra, sino camino



Luis Cernuda
: Unos cuerpos son como flores...


Unos cuerpos son como flores,
otros como puñales,
otros como cintas de agua;
pero todos, temprano o tarde,
serán quemaduras que en otro cuerpo se agranden,
convirtiendo por virtud del fuego a una piedra en un hombre.

Pero el hombre se agita en todas direcciones,
sueña con libertades, compite con el viento,
hasta que un día la quemadura se borra,
volviendo a ser piedra en el camino de nadie.

Yo, que no soy piedra, sino camino
que cruzan al pasar los pies desnudos,
muero de amor por todos ellos;
les doy mi cuerpo para que lo pisen,
aunque les lleve a una ambición o a una nube,
sin que ninguno comprenda
que ambiciones o nubes
no valen un amor que se entrega.



La imagen pertenece al álbum de dibujos "Amor" de Mihály Zichy, (Zala, 1827-San Petersburgo, 1906), una colección desasosegante de escenas de sexo impregnadas de melancolía. Merecería un post, pero apenas encuentro información sobre él.
Creative Commons License Los contenidos de este blog están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0.