21/5/10

once mil vírgenes

Cuenta la leyenda que Úrsula se convirtió al cristianismo y, según se llevaba en la época, se comprometió a mantenerse virgen como muestra de su fe.

Ante el acoso de algún pretendiente la tarea le estaba resultando tan ardua que decidió desaparecer del mapa por una temporada, lo que en aquel entonces se llamaba "realizar una peregrinación a Roma".

Llegada a Roma recibió la bendición del papa y consagró sus votos, pero al regresar a Britania fue sorprendida en su escala en Colonia por el ataque de los hunos, en 451.
Su voto de castidad peligraba seriamente... los hunos, ya se sabe. Como Úrsula seguía empeñada en mantenerse pura y se resistió a los bárbaros, fue martirizada. Ella y todas sus acompañantes, aunque la leyenda no cuenta si alguna de ellas tenia mejor disposición hacia los húnicos encantos.



Hasta aquí brevemente la historia, muy parecida a la de tantas otras adolescentes fanáticas que acabaron muriendo no sólo jóvenes y vírgenes sino que además, por tozudez, mártires.


Santa Ursula y sus compañeras llegando a Colonia, Bernardo Daddi , circa 1333. The Getty Museum, Los Ángeles


Era por ubicar el tema, porque de la leyenda de Santa Úrsula y las Once Mil Vírgenes lo que me ha llamado siempre la atención es la representación iconográfica, el problema de como meter en un barco a las once mil vírgenes que se supone que la acompañaron en su viaje y martirio.

Siempre me han dado risa esas imágenes de barcos repletos de chicas, aunque los artistas resuelvan el problema apiñando una docena... y uno ya se hace a la idea de que "eran muchas".


Alemania, maestro desconocido. Escenas del Ciclo de Sta. Ursula. circa 1440


Lo de las once mil vírgenes puede venir de la inscripción de una basílica, en la que se nombra a las otras doncellas (Aurelia, Brítula, Cordola, Cunegonda, Cunera, Pinnosa, Saturnina, Paladia y Odialia de Britannia), de las cuales una se llamaba Undecimilla ( "la pequeña undécima", en latín), de donde pudo derivarse la idea errónea de que las compañeras de martirio de Úrsula fuesen once mil.

También pudo ser una mala interpretación de la abreviatura XI.M.V. (undecim martyres virgines, once mártires vírgenes), leída y transcrita como undecim millia virginum, once mil vírgenes.

Joan Reixac, Retaule de Sta. Úrsula, 1468, MNAC


Vittore Carpaccio realizó en Venecia un ciclo completo de frescos sobre la leyenda de esta mártir, que merecen un post para ellos solos. (No dejen de leer este precioso relato sobre los frescos y un estudioso que se perdió allí)



Visualicen once mil vírgenes todas juntas navegando por esos mares y volviendo locos a los marineros... no me extraña que prosperase la idea entre los pintores, escultores e iluminadores, es una imagen de lo más sugerente, pero...

¿se imaginan uno de esos barcos en una semana de tensión premenstrual de varios centenares de jóvenes vírgenes poseídas por la fe?.

12 comentarios:

  1. La verdad no me imagino varios centenares de adolescentes (como mi hija) encerradas en un barco y encima "poseidas" por ¿? en fin, ¿algún maestro presente que nos diga algo? ....

    ResponderEliminar
  2. Yo no quería, conste, pero lo voy a decir de todas maneras: ¡esa chiquita era tonta!. No pasa nada, tiene que haber de todo en la viña del señor, pero muchas luces no tenía la muchacha. A ver, ¿no había más promesas?: cuidar enfermos, dar limosna,…, pero no, ella se fue a lo más útil para la humanidad: quedarse virgen… ¡amos anda!

    Y luego va y le sale un partidazo como Atila (que me estoy imaginando yo a Yul Brynner, con su erótica del poder y todo) y prefiere que la maten a flechazos. Si es que… unas tanto…

    Y no sigo porque ya me veo luego borrando el comentario… que siga otr@... que sabéis que tengo razón =)

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que la idea de once mil vírgenes todas juntas navegando por esos mares es como para salir por piernas, y lo peor: ¡¡vírgenes!!.
    Y me pregunto yo si toda esa virginidad era mérito de ellas o alguna cosa tenían a ver sus padres porque con esos nombres...no me imagino satisfaciendo al deseo de Cunegonda de repetir su nombre en el momento más crítico del tema...

    ResponderEliminar
  4. @Juana como estar encerradas en un aula durante meses... el horror, el horror indescriptible, que diría Lowecraft :-)

    @Francesca quedarse virgen y evangelizar, de lo más mejor que una puede tener como objetivo en la vida...

    @cumclavis Cunegonda, aayyy, ¡Cunegonda, no sabes cohhmmmo me pooonessss! ...No, no te imagino XDDDD

    ResponderEliminar
  5. yo sólo puedo decir que después de la palabra CUNEGONDA no me he enterado de nada más de lo que he leído, aunque voy a decir que estoy con Francesca y que fijo que la tensión premenstrual no existía hace tanto tiempo, que suficiente tenían las pobres rezando para defender "su flor" como para andar por ahí mirándose los granos o yendo con tra el mundo.

    Dicho esto, voy a ponerme alcohol sobre el puto grano que mee ha salido cerca del labio y que me está dando la mañana.

    ResponderEliminar
  6. @Tona lo que no tenía era el nombre puesto, pero fijo que existía, los vaivenes hormonales son lo que son desde la noche de los tiempos...

    ResponderEliminar
  7. Genial trabajo de investigación virginal! Pegarse un buen crucero como terapia para la depre premenstrual no está nada mal. Por lo que respecta al resto (virginidad y martirios varios), pasooo.

    ResponderEliminar
  8. ...traigo
    sangre

    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...


    AFECTUOSAMENTE
    ARATI


    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CHOCOLATE, EL NAZARENO- LOVE STORY,- Y- CABALLO, .

    José
    ramón...

    ResponderEliminar
  9. @Mònica: Pasando de los martirios que de la virginidad quién se acuerda... jeje. No estaría mal un crucero, lo mismo me lo pienso.

    @José
    Ramón

    Vaya...

    Pues
    gracias
    por
    la
    visita

    ResponderEliminar
  10. Anónimo1/6/10 23:33

    Qué sabia eres, amiga. Me pido un máster de leyendas contigo. Sigrid

    ResponderEliminar
  11. @Sigrid quedamos a finales de julio en el jardín de Ca la Perra...

    ResponderEliminar
  12. Que buena historia, disfrute leyéndola realmente aveces tu blog me logra sacar de la ruina a la que me enfreno todos los días.

    ResponderEliminar

Me gusta saber que hay vida ahí afuera. No te cortes, anda, cuéntame...

Creative Commons License Los contenidos de este blog están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0.